Tratamiento psicológico para dejar de fumar

La intervención conductual es, en líneas generales, la que se ha mostrado más eficaz para el abandono del consumo de tabaco. Con el fin de mejorar las tasas de eficacia de los tratamientos de fumadores, las técnicas conductuales se han conjugado para formar programas multicomponente, que se han revelado como los procedimientos más prometedores en el tratamiento del hábito de fumar.

Los programas multicomponente se presentan en tres fases encadenadas: a) preparación b) abandono del hábito de fumar c)  mantenimiento de la abstinencia. 

  1. A)Preparación: se intenta aumentar la motivación y el compromiso por parte de los fumadores.
  2. B)Abandono: Se incorpora alguna técnica para facilitar la decisión de abandonar el tabaco.
  3. C)Mantenimiento: Entrenamiento a los exfumadores en habilidades para afrontar situaciones de alto riesgo.

El tratamiento tiene una duración de 8 sesiones de 1 de hora, 1 día a la semana. Puede hacerse de forma individual o en grupo (5 participantes).